Los más leídos de esta sección
Ziko
Cómo ocultar información a ojos ajenos

Desde tiempos pretéritos el ser humano ha tenido la necesidad de preservar los factores de la seguridad de la información, especialmente confidencialidad, integridad y autenticidad de…

CNI
Así es el agente secreto idóneo

El Departamento de Recursos Humanos del CNI tiene muy claro el tipo de personalidad que deben tener los nuevos contratados. El Reservado cuenta cuáles son esas características que hacen…

La Criptografía de Julio César y el Kamasutra

Las técnicas de cifrado por sustitución aparecen en referencias escritas como el Kamasutra y posteriormente en La Guerra de las Galias, de Julio César en las que, a diferencia de…

unknow
Así actúan las mujeres cuando quieren seducir

He recibido varios correos y consultas solicitando información sobre claves a la hora de interpretar las señales relacionadas con la seducción. Con este artículo, cedo a…

¿Deben regresar ya las tropas españolas que se encuentran en Afganistán?
68%
No
32%
Las primeras páginas del libro de Fernando Rueda

Las relaciones del Rey con los espías, en “Las alcantarillas del poder”

Por El Reservado, 24 de marzo de 2011

El Rey ha sido la alta personalidad del Estado que más y mejor se ha relacionado con el servicio de inteligencia. Cuando todavía era príncipe, descubrió la gran utilidad de los espías y siempre ha mantenido una muy buena relación con ellos.

En “Las alcantarillas del poder” afirma que “tras la llegada de Emilio Alonso Manglano, un donjuanista militante, se sentaron unas bases sólidas para las relaciones entre la monarquía y el servicio de inteligencia. De los dossieres especialmente secretos que periódicamente elaboraba el Cesid sobre temas como la actividad terrorista, se hacían quince ejemplares para las máximas autoridades y el número uno era siempre para el Rey”.

En los años 80, “situaciones como el descubrimiento de fallos en la seguridad de las comunicaciones en Zarzuela o los problemas de Mario Conde con el Gobierno fueron algunos de los motivos que llevaron al director a acudir personalmente a hablar con el monarca”.

En el libro también se habla de la perfecta relación del Rey con otros directores: “Con Alberto Sainz la relación llegó a un nivel especialmente curioso. Cazadores los dos, el monarca invitó en diversas ocasiones a Sainz a acudir a algunas selectas cacerías, que sirvieron al director del servicio de inteligencia para conocer a personalidades muy relevantes de la vida pública internacional. Esa buena relación, como en el caso de sus antecesores, le llevó a contar con el apoyo del Rey cuando los momentos de incertidumbre aparecieron en su gestión”.

El libro saca a la luz el hecho de que oficialmente no existe ninguna ley, orden o decreto en el que figure que el Cesid-CNI sea el órgano de información de la jefatura del Estado. Sólo se habla de que depende del palacio de la Moncloa. Algo que no ha sido, ni es, impedimento para que el Rey mantenga una relación privilegiada con el servicio de inteligencia.

Para ver las primeras páginas del libro:

http://www.esferalibros.com/libros/librodetalle.html?libroISBN=9788499700298

Contenidos relacionados

Espías · Noticias El verdadero poder de la palabra

Acabo de terminar de leer con avidez “Las alcantarillas del poder”, un título muy…


Espías · Noticias “Las alcantarillas del poder”, las operaciones secretas del Cesid-CNI

El papel del CNI en las huelgas generales, la privilegiada relación que mantienen…

1 Comentarios
zhoiyo
22 de Agosto de 2011 a las 09:58
Independientemente de que haya buena relación entre los dirigentes del CNI y el Rey, yo me pregunto quien toma la iniciativa para que eso sea así... ¿Los rectores del CNI o el mismo Rey? ¿O ambos a la vez?
Debe estar registrado para poder comentar